Aspectos a considerar en una LipoCryo

¿Cómo funciona?

Su modo de utilización es muy sencillo; se aplica directamente sobre la piel a través de un transductor que hace un efecto de vacío para así poder captar el tejido subcutáneo graso y a su vez aplica técnicas de criotecnología selectiva para enfriar dichas zonas.
Estos adipocitos, que son las células grasas que se encuentran debajo de la piel, son ricos en ácidos grasos saturados y muy sensibles al frío, al contrario que los elementos colindantes, como vasos sanguíneos, fibrocitos o melanocitos que soportan muy bien la aplicación de frío. Por tanto, con el tratamiento se conseguirá la reducción y eliminación de los adipocitos sin dañar los tejidos de alrededor.

¿Cómo se eliminan las células grasas?

El proceso de degradación de los adipocitos expuestos a la acción de la LipoCryo se realiza:
• Directamente por cristalización, seguida de apoptosis y disolución progresiva de la célula con liberación gradual de lípidos en un término comprendido entre 2 y 6 semanas.
• Indirectamente por la lipolisis provocada por la estimulación del sistema nervioso simpático.

¿Cuántas sesiones hacen falta?

Tan sólo harán falta entre 1 y 3 sesiones para conseguir los máximos resultados de LIPOCRYO y es necesario que pasen al menos 45 días entre sesión y sesión. Según la extensión de la zona a tratar, se necesitarán más o menos sesiones, cada una de ellas con una duración de entre 30 y 45 minutos. Todo este proceso no es doloroso para el paciente, tan sólo notará algo de tensión en la zona tratada, debido al efecto vacío y a la sensación de frío localizado.

¿Qué resultados podemos esperar y en cuánto tiempo notamos los resultados?

En función de la profundidad inicial del tejido graso, la pérdida media se situará entre 3 y 15 mm. lo que, en porcentaje del tejido graso, corresponde a entre 25% y 45%.
Aproximadamente el 40% del resultado de la sesión será visible ya a los 15 días, siendo preciso esperar un mínimo de 6 semanas para apreciar los resultados medios y decidir si es necesaria otra sesión.

¿Qué se nota durante y después de la sesión?

El procedimiento no es doloroso para el paciente. Se suele notar algo de tensión al nivel de la zona tratada por el efecto del vacío y sensación de frío localizado, sobre todo al principio de la sesión. Despúes de la sesión:
• Habitualmente: Aparece un enrojecimiento y adormecimiento de la zona que puede durar un par de horas después de la sesión.
• Excepcionalmente: Puede aparecer algún hematona que se reabsorbe a los pocos días.

 
La LipoCryo está particularmente indicada para adiposidades localizadas, no generalizadas: el caso ideal no es el paciente obeso, con adiposidad generalizada, sino el que desea reducir adiposidades locales en zonas como abdomen, cintura, espalda, brazos, cartucheras, etc.


Candidato ideal para la LipoCryo